El observatorio astronómico de Calar Alto (Almería), el mayor de Europa continental, ha firmado un acuerdo con la Universidad de Pekín para el desarrollo, desde el telescopio de 2.2 metros, de un estudio intensivo de los agujeros negros supermasivos situados en la región central de las galaxias. El proyecto, que empleará el 60% del tiempo del telescopio y se extenderá hasta finales de 2019 (con una posible renovación hasta 2021), situará al observatorio en la vanguardia del estudio de los núcleos activos de galaxias.

Los núcleos activos de galaxias pueden emitir de forma continuada más de cien veces la energía de todas las estrellas de la Vía Láctea. Su estructura consiste en un agujero negro, de hasta miles de millones de masas solares, rodeado de un disco de gas que lo alimenta y que, en su proceso de caída, libera gran cantidad de energía. Aunque se conocen y estudian desde hace décadas, los núcleos activos presentan numerosas cuestiones aún no resueltas, entre ellas el proceso físico de caída de material hacia el agujero negro o la relación entre la evolución del mismo y la de su galaxia anfitriona.

“La Universidad de Pekín se interesó en el observatorio de Calar Alto por la calidad de su cielo y de sus proyectos” -apunta Jesús Aceituno, director del observatorio-.”Calar Alto se ha especializado en la última década en el desarrollo de grandes sondeos astronómicos, como CALIFA o ALHAMBRA, que están siendo fundamentales para la astrofísica moderna”.

El Observatorio Astronómico de Calar Alto está situado en la Sierra de Los Filabres, norte de Almería, y es operado conjuntamente por el Instituto Max-Planck de Astronomía en Heidelberg, Alemania, y el Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC) en Granada, España. Con el objetivo de dar a conocer sus instalaciones y acercar la ciencia que en él se realiza de forma amena y divulgativa, la empresa granadina Azimuth Spain gestiona visitas a este lugar privilegiado donde hace se ciencia puntera a nivel internacional.



   Imprimir   
, , , , ,


La Sociedad Max Planck para el Avance de la Ciencia ha sido galardonada con el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 2013, según ha hecho público en Oviedo el jurado encargado de la concesión. Dicha sociedad ha colaborado estrechamente, junto al Instituto Andaluz de Astrofísica y el Observatorio de Calar Alto en Almería para convertirse en una de las piezas clave del Proyecto Califa, una investigación que busca desentrañar los secretos de las galaxias. Uno de sus hallazgos más importantes ha sido la comprobación de que las galaxias se forman de dentro hacia fuera.



   Imprimir   
, , , , , , ,