La Agencia Espacial Europea busca estudiantes en Granada



El Parque de las Ciencias de Granada se ha convertido en sede de la Agencia Espacial Europea. El motivo: impulsar el conocimiento científico y tecnológico entre los más jóvenes debido al descenso en toda Europa del número de estudiantes de estas ramas. De esta manera, la ciudad andaluza ya cuenta con una sede de la Oficina Europea de Recursos para la Educación sobre el Espacio (ESERO, siglas en inglés), en la que el Instituto de Astrofísica de Andalucía participará en la gestión académica y científica.

Postales con imágenes del paisaje marciano y con pequeñas historias que alguien desconocido escribe desde Marte, y que incluyen información científica sobre el proyecto Upwards. Es una herramienta más de divulgación que ponen en marcha desde el Instituto de Astrofísica de Andalucía para dar a conocer este proyecto europeo, que se coordina desde Granada, y en el que participan instituciones de 5 países con el objetivo de construir una imagen completa del planeta rojo.

Otra herramienta divulgativa de la institución científica andaluza es el videojuego Let’s go to Mars, también diseñado para el proyecto europeo UPWARDS y en el que participan siete instituciones de cinco países y que está coordinado desde Granada. El jugador conoce información general del planeta rojo y sobre las investigaciones más punteras que se están desarrollando.



   Imprimir   
, , , ,


El granadino Manuel Liñán comenzó a bailar flamenco cuando estaba en el colegio y, desde entonces, no ha parado. Su incesante y comprometido trabajo artístico le ha valido para ser reconocido con el Premio Nacional de Danza 2017 (modalidad de interpretación) que anualmente concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Este galardón se une a un extenso palmarés entre el que se encuentra, entre otros, el Premio Max a mejor intérprete masculino de danza obtenido en 2013.

Tras su paso por varias compañías, en 2005 inició su carrera en solitario y empezó a dirigir, coreografiar e interpretar sus propios espectáculos. Manuel Liñán ha recibido el premio en pleno proceso creativo, ya que en estos momentos se encuentra ultimando el que va a ser su nuevo espectáculo, ‘Baile de Autor’, cuyo estreno tendrá lugar en el Festival de Jerez de 2018.

En 2010, el Premio Nacional de Danza en la misma modalidad recaía en la bailaora Rocío Molina. A sus 33 años, la malagueña ya sabe lo que es triunfar en Japón, Francia, México, Taiwán, Reino Unido… Sube a esos escenarios para exponer sus dudas, sus ilusiones y sus inquietudes. Cada espectáculo es un girón de piel, un capítulo biográfico. Es su verdad. Por eso no siente miedo al unir en sus obras la esencia flamenca con la danza de vanguardia. ‘Caída del cielo’ es su última obra.



   Imprimir   
, , , , , ,

Granada Noir tiñe de negro la ciudad de la Alhambra



Arranca en Granada la tercera edición del mayor festival de España dedicado a la intriga y al género negro. Decenas de escritores, periodistas, ilustradores o cineastas, entre otros, se dan cita en este evento cuya clausura (el 20 de octubre) contará con la presencia de Petros Márkaris, el maestro griego de la novela policíaca

Asimismo, la tercera edición de Granada Noir tendrá como protagonista a la mujer, en virtud del proyecto creativo Hnegra, materializado por el escritor Fernando Marías y en el que participan 22 escritoras y 22 ilustradores.  Entre ellos, se encuentran Clara Peñalver y Enrique Bonet, escritora e ilustrador radicados en Granada.

Clara Peñalver es autora, entre otros, del libro ‘Cuentos para educar en inteligencia emocional’, con el que ha construido una fábrica de relatos para que los padres y los profesores puedan adaptar las historias al aprendizaje emocional de sus hijos y alumnos.

Por su parte, el último trabajo Enrique Bonet es el ilustrador tras ‘La araña del olvido’, una novela gráfica que habla de las peripecias de un escritor norteamericano, Agustín Penón, que llegó a Granada en 1955 para intentar esclarecer el asesinato de Federico García Lorca.



   Imprimir   
, , , , ,


Investigadores de la Universidad de Granada han desarrollado un novedoso tratamiento bacteriano para el cuidado de la piedra que mejora la conservación de edificios históricos. Esta protección y consolidación sin precedentes evita los efectos de la alteración física y química asociada a la contaminación atmosférica y las sales. El método, que publica la prestigiosa revista Nature Communications, se ha probado con excelentes resultados en el monasterio de San Jerónimo de Granada (siglo XVIII).

La técnica se basa en el aislamiento de una comunidad indígena de bacterias carbonatogénicas presentes en piedras de edificios históricos alteradas por sales, su cultivo en laboratorio y su re-aplicación sobre la misma piedra. De esta forma, este método provoca una “excelente protección y consolidación” debido a la formación de un biocemento bacteriano nanoestructurado, un material híbrido de extrema resistencia.

El grupo de investigación co-dirigido por los profesores María Teresa González Muñoz y Carlos Rodríguez Navarro ya patentó en 2014 un producto que regenera la piedra de forma natural mediante la activación de bacterias. La fórmula, también orientada a la conservación del patrimonio histórico de las ciudades, ha sido comercializada por la empresa granadina KBYO Biological.



   Imprimir   
, , , , ,