En el Museo Arqueológico de Montoro (Córdoba) se conserva una estela de piedra con extraños caracteres. Ahora, un grupo de expertos de las universidades de Sevilla, Granada, Cardiff y Southampton y del CSIC ha establecido que los signos descubiertos podrían corresponder con la escritura más antigua conocida en Iberia y con otras de origen oriental.

Los signos encontrados son compatibles con escrituras ibéricas como la levantina, la tartésica, y la meridional, pero también con otras orientales, como la fenicia, la proto-sinaítica, la proto-cananao y la sudarábiga. El estudio concluye que, sin embargo, los grafemas presentes en la estela cordobesa no tienen sentido en su conjunto dentro de ninguno de estos ‘alfabetos’ tempranos. Por tanto, los investigadores aseguran que el autor o autores de la monumental estela de Montoro utilizaron signos que no tienen coherencia como sistema de escritura en sí, sino que parecen haber sido usados de una manera peculiarmente selectiva. El trabajo ha sido recientemente publicado en la revista ‘Antiquity‘.

Las estelas (piedras de gran tamaño grabadas y/o pintadas con diversos motivos gráficos) constituyeron, en la Prehistoria Reciente, la Protohistoria y la Antigüedad,  elementos conmemorativos y monumentales análogos a las estatuas. El estado de conservación de la estela de Montoro es bastante bueno y llama poderosamente la atención la ausencia de líquenes y evidencias de desgaste por agua en la superficie del anverso y los laterales. En la estela se han identificado 31 motivos gráficos grabados. Algunos de ellos son muy someros y por tanto difíciles de apreciar con el ojo desnudo, por lo que su reproducción digital ha sido de gran importancia. Según el análisis gráfico y epigráfico combinado realizado por Marta Díaz-Guardamino y Juan Pablo Vita Barra, del Grupo de Investigación ATLAS y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, respectivamente, 21 de estos motivos gráficos podrían ser posibles signos de escritura, aunque de éstos sólo 13 son susceptibles de ser interpretados como grafemas.

 



   Imprimir   
, , , , , , ,


El Polo de Contenidos Digitales de Málaga acoge los días 19 y 20 de julio la primera edición del Observatorio de Realidad Virtual, la principal cita del sur de Europa sobre esta materia. Organizado por Medina Media, el evento reunirá a expertos nacionales y a multinacionales en Realidad Virtual, Aumentada, Mixta, Videojuegos, eSports, ‘serius games’, innovación digital y todo aquello que rodea a las nuevas tecnologías.

Durante dos días, representantes, marcas y asistentes procedentes de Corea, Estados Unidos, Japón, Taiwan, Gran Bretaña, Francia, Finlandia, Suiza, Bélgica, Polonia,… compartirán en Málaga una puesta en común, teórica y con demostraciones prácticas, de todo lo que rodea a estas nuevas tecnologías.

Además de las conferencias y jornadas de networking para profesionales, habrá una ‘demo area‘ para que los asistentes puedan probar y comparar los últimos dispositivos que hay en el mercado, como las gafas Samsung Gear VR con las que se podrá disfrutar del cantante Pablo Alborán en 360 grados. Asimismo, los visitantes a la feria tendrán la oportunidad de presenciar partidas de eSports, asistir a un ‘hackatón’ organizado por la Universidad de Málaga (UMA) o montar en bicicleta estática mientras se atraviesan caminos y ríos virtuales. También se podrán vivir experiencias dentro de la final de la Champions League o en un campo de Football americano, gracias a aplicaciones de empresas como Winkle 360 o YBVR.

El Museo Carmen Thyssen también presentará en el Observatorio su nueva exposición “La apariencia de lo real”, con una nueva aplicación en Realidad Virtual. El Museo ha aprovechado el evento para mostrar cómo las nuevas tecnologías pueden ayudar a conseguir mayores éxitos en el mundo del arte.

La ‘demo area’ estará abierta de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Las entradas anticipadas para acceder durante 1 hora y 30 minutos tienen un coste de 15 € y se pueden adquirir en este enlace: http://observatoriovr.com/registro/

 

 



   Imprimir   
, , , ,


Una decena de personas con discapacidad visual de ONCE Málaga han realizado una visita al Caminito del Rey especialmente diseñada para este colectivo. Se trata de una experiencia piloto que, según la empresa gestora del enclave, puede convertirse en una realidad a medio plazo. Su objetivo: eliminar barreras para que personas con discapacidad visual también puedan disfrutar de los recursos culturales y turísticos de la provincia de Málaga en igualdad de oportunidades. Durante el recorrido, los visitantes han descubierto los detalles históricos, geológicos y naturales del popular sendero a través de los sentidos del tacto, el oído, el gusto y el olfato.

caminito-del-rey-visita-once-11_oCon una maqueta a escala del Desfiladero de los Gaitanes, el colectivo pudo situarse espacialmente y recorrer con sus dedos el sendero que después transitarían. Un camino de 3 kilómetros en el que, en todo momento, cada una de las personas fue conducida por un acompañante ya que por cuestiones de seguridad no es posible la entrada de perros lazarillo. Las explicaciones orales se acompañaron con actividades para potenciar el resto de los sentidos. De esta manera, Pedro Cantalejo, arqueólogo y responsable de protocolo de visita para personas con discapacidad visual, les habló sobre la geología del lugar valiéndose de ejemplos reales de roca caliza, arenisca o fósiles que los participantes recorrieron con sus manos. Asimismo, a través del oído, los visitantes pudieron apreciar el particular sonido del agua calando por los cañones así como el canto de aves como las chovas o los carboneros.

caminito-del-rey-visita-once-2_oUna sensación insólita es la de saborear el Caminito del Rey y que el grupo pudo disfrutar al probar la harina de algarrobo, un árbol que fue introducido en el siglo XIII en la zona y que se encuentra en el valle entre los dos tramos de pasarelas. La flora del enclave fue protagonista durante todo el recorrido permitiendo que los visitantes dieran rienda suelta al sentido del olfato.

“A través de esta iniciativa queremos contribuir a crear un turismo accesible para personas con discapacidad visual y nuestra intención es la de poder ofrecer este tipo de visitas en un futuro a medio plazo”, asegura Francisco Campano, gerente del Caminito del Rey. En este sentido añade que “un aspecto muy importante en el que se está trabajando es en la formación de los guías y profesionales que trabajan en el Caminito para responder a las necesidades de estos visitantes”.

Son varias los proyectos que, en los últimos años, han puesto en marcha este tipo de experiencias sensoriales para fomentar el acceso a la cultura y el turismo por parte de personas con discapacidad visual. Ejemplo de ello es la asociación granadina Kaleidoscope. A través de la audiodescripción y material específico, acercan los contenidos de exposiciones y museos a este colectivo.

También en Granada, y de la mano del astrónomo Enrique Pérez, el Instituto de Astrofísica de Andalucía ha puesto en marcha el proyecto ‘Astronomía Accesible‘ con el que acerca esta rama científica a las personas invidentes o con algún tipo de discapacidad visual.



   Imprimir   
, , , , , ,


Probablemente las hayas oído en los últimos meses. Por televisión, en la cola del cine o en el autobús. De hecho, es casi imposible que no las hayas escuchado, leído e incluso dicho. Sí, hablamos del ‘Claro que sí, guapi’. Cuatro palabras que se resisten a salir de nuestras cabezas. Pero, ¿qué hay detrás de la frase de moda?

Los andaluces Nono Ruiz y Laura Muñoz son los fundadores de Chicfy, el mercadillo virtual de moda más grande de España. Todo empezó con un fracaso. La pareja montó un bar en los primeros años de la crisis que salió mal. Las cosas no fueron como esperaban y la apuesta emprendedora se tradujo en una deuda millonaria. Y entonces llegó la televisión. Nono y Laura participaron en el conocido concurso Atrapa un millón de Antena 3 y ese día su suerte comenzó a cambiar.

Leer el resto de la noticia



   Imprimir   
, , , , , , , , ,