Álvaro Guillén, tradición aceitera con la meta de convertir el olivar en patrimonio mundial

“Yo de pequeño mamé aceite en vez de leche”. Lo dice con una abierta sonrisa el sevillano Álvaro Guillén; tataranieto, bisnieto, nieto e hijo de aceitero; consejero del cuarto grupo comercializador de aceite de oliva a nivel mundial, Acesur. Tiene el peso de continuar con una larga tradición familiar pero también la satisfacción de ser partícipe de la mayor expansión internacional que ha experimentado este grupo andaluz con presencia, a través de sus productos, en un centenar de países de los cinco continentes. Sus marcas más reconocidas son Coosur, y, sobre todo, La Española, integrada en el Foro de Marcas Renombradas Españolas junto con firmas como Zara o el Real Madrid, y líder en su sector en veinte países. Un dato a tener en cuenta: Álvaro Guillén es uno de los impulsores, a través de la Fundación Juan Ramón Guillén de la que es patrón, de que el olivar sea declarado Patrimonio de la Humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *