Agua de Olivo, la primera bebida refrescante elaborada con hojas de olivo llega al mercado

Las hojas de olivo se han empleado con fines medicinales desde la antigüedad. En muchas casas se han usado en forma de infusión como remedio casero para bajar la tensión. Numerosos estudios demuestran los beneficios de ingerir estas infusiones pero en la dosis adecuada. Esto llevó a unos emprendedores jiennenses a lanzar al mercado Agua de Olivo,  una bebida hecha a base de extracto de hojas de olivo, completamente natural. El resultado es un producto con un alto poder antioxidante.

 

Un taller pionero enseña a bailar flamenco a personas en silla de ruedas y con diversidad funcional

El bailaor José Galán ha iniciado por primera vez en la historia de la educación del flamenco clases de esta danza para personas con discapacidad física o auditiva. El bailaor sevillano tiene una larga trayectoria en la enseñanza pedagógica del flamenco y es conocido por la puesta en escena y presentación en festivales de espectáculos flamencos protagonizados por personas con discapacidad psíquica. Ahora ha decidido dar un paso más y la Fundación Cristina Heeren le ha cedido un espacio para bailar flamenco en silla de ruedas.

 

El té negro, un aliado contra la diabetes, el cáncer y enfermedades cardiovasculares

Científicos del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía en Córdoba han hallado los beneficios del té negro para el organismo humano. Han descubierto por qué este tipo de té tiene propiedades cardioprotectoras, anticancerígenas y antidiabéticas, y su hallazgo se usa ahora en investigaciones contra distintas enfermedades.

 

#Merezcounacalle, un proyecto con nombre de mujer que convence a Google

Un proyecto desarrollado en un instituto de Cártama (Málaga) es uno de los 36 elegidos en todo el mundo por Google. Se trata de la iniciativa #Merezcounacalle, desarrollada por el alumnado del IES Cartima, y capitaneada por la profesora Rosa Liarte, que ha participado en unas jornadas formativas en la sede de Google en Estocolmo. El objetivo del proyecto es visibilizar los ‘micromachismos’ en los nombres de las calles de las ciudades.