Voluntariado universitario como semilla de un futuro más ecológico

Estudiantes de la Universidad de Almería se han convertido en voluntarios ambientales para ayudar a mejorar su entorno y construir un futuro más ecológico. Lo hacen a través de varios talleres como el de ‘Echar a volar’, en el que construyen nidos para aves migratorias. Además de conocer la fauna que habita en el campus, se implican directamente en la mejora del medio ambiente. Es un taller del proyecto Ecocampus de la Consejería de Medio Ambiente.

 

Materiales de construcción como solución sin riesgos a los residuos químicos

El Grupo de Investigación Física de Radiaciones y Medio Ambiente de la Universidad de Huelva lleva décadas buscando soluciones para los residuos de la industria química, especialmente fosfoyesos, lodos inatacados y yeso rojo. Proponen su uso como materia prima en la producción de cementos, materiales cerámicos, hormigón, etc. Sus estudios revelan que los residuos químicos, integrados en esos materiales, son inocuos para la naturaleza y la salud de los usuarios.

 

Reciclaje a cambio de descuentos para aumentar la conciencia ciudadana

Se llama Recibank, y es el primer sistema de reciclaje español que te ofrece una recompensa por reciclar. Al depositar en él botellas de plástico o latas, el usuario obtiene puntos canjeables por descuentos en diferentes tipos de negocios. Este proyecto lo ha desarrollado un grupo de jóvenes emprendedores en Granada.

 

Bioplástico más barato a partir de los restos de la poda del olivar

El Centro Tecnológico del Plástico Andaltec, con sede en la localidad jiennense de Martos, y la Universidad de Jaén han desarrollado un bioplástico que incorpora fibra procedente de la poda del olivar. Este material tiene más resistencia y resulta más barato porque incorpora un residuo vegetal que actualmente se quema. Su parecido con la madera y la posibilidad de transformarlo lo hace útil para múltiples aplicaciones desde el embalaje a la fabricación de utensilios, pasando por la agricultura.