El fútbol saca tarjeta verde a la deportividad

Al igual que se castigan las malas acciones sobre el terreno de juego, la tarjeta verde busca premiar los buenos gestos de los jugadores para fomentar el juego limpio. Esta iniciativa nació en Cádiz en 2013 y es oficial en la Real Federación Andaluza de Fútbol desde un año después. La tarjeta verde cuenta a día de hoy con el Premio al Juego Limpio otorgado por la Universidad de Cádiz y el de Valores Humanos concedido por la Asociación de Periodistas Deportivos de Andalucía.

 

Judo para derribar la exclusión de niños con necesidades especiales

Sobre su tatami se ejercitan sin distinción niños con necesidades especiales y otros que no las tienen. Gabriel Vera es un profesor de judo sevillano con 25 años de experiencia en la enseñanza de este arte marcial a jóvenes con alguna discapacidad. Uno de sus antiguos pupilos, Abel Vázquez, ha representado a España en tres juegos paralímpicos. En su gimnasio de Bormujos progresa Adrián, un niño con hipoacusia y Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad. “Buscábamos un arte marcial por el espíritu que tienen las artes marciales, el equilibrio, el autocontrol…”, dice José Luis, el padre de Adrián. Y es lo que han encontrado en este deporte y en las enseñanzas de Gabriel. Adrián mejora y aprende a comunicarse con sus compañeros.

 

Voluntariado entre pacientes para dar normalidad a las ostomías

Personas que portan ostomías digestivas ayudan a pacientes como ellos a afrontar este problema médico. Se trata de un programa de voluntariado impulsado por enfermeras de la Unidad de Cirugía Digestiva del Hospital Regional Universitario de Málaga. 12 personas se formaron como voluntarias y han conseguido que estos pacientes resten gravedad a su problema y lo afronten con más normalidad.

 

Casa de Palabras: libros para sanar heridas de los niños refugiados

‘Casa de Palabras’ es un proyecto del Colectivo Libera que cuenta con la colaboración de siete librerías de la ciudad de Sevilla. El objetivo es impulsar el desarrollo de bibliotecas destinadas a niños refugiados en Grecia mediante la dotación de libros infantiles. La ciudadanía puede colaborar mediante donaciones o comprando ejemplares en las tiendas participantes en el proyecto que serán enviados directamente a Grecia. El Colectivo Libera ya ha realizado un primer envío y cuenta sobre el terreno con la colaboración de otras entidades para dinamizar las bibliotecas.