Irene Gómez Calado, una directora de orquesta que ha hecho historia en La Scala de Milán

La sevillana Irene Gómez Calado pasará a la historia por ser la asistente de dirección de orquesta más joven que ha tenido La Scala de Milán. Se acaba de incorporar, en abril de 2017 con 29 años, como la mano derecha del maestro Paavo Järvi para un repertorio que incluye la ópera ‘Don Giovanni’ de Mozart. No es el único mérito de Irene que se perfila como un firme valor en el ámbito de la dirección musical. Lo suyo promete ser un ascenso fulgurante.

Rocío Molina, una bailaora entre la tradición y la vanguardia del flamenco

La malagueña Rocío Molina (1984) sabe lo que es triunfar en Japón, Francia, México, Taiwán, Reino Unido… Sube a esos escenarios para exponer sus dudas, sus ilusiones y sus inquietudes. Cada espectáculo es un girón de piel, un capítulo biográfico. Es su verdad. Por eso no siente miedo al unir en sus obras la esencia flamenca con la danza de vanguardia. Y así, haciendo camino, aquella niña que empezó a bailar a los tres años y que ya dibujaba sus propias coreografías a los siete, recibió en 2010 el Premio Nacional de Danza, a los 26. ‘Caída del cielo’ es su última obra.

Juan José Marmolejo, el maestro de la orfebrería que recupera las joyas visigodas

Heredó el oficio de su padre, insigne orfebre sevillano que abrió su taller en la década de los cuarenta del pasado siglo. Sus recuerdos de infancia están estrechamente ligados al trabajo con los metales nobles. Hoy, Juan José Marmolejo es uno de los máximos exponentes de la orfebrería en España. Sus trabajos embellecen los pasos de la Semana Santa hispalense. Desde hace algún tiempo, se ha especializado también en la orfebrería arqueológica. Su trabajo más notable en este campo: la reproducción de las coronas de los reyes visigodos. De su taller salió una reproducción del Tesoro de El Carambolo que se expone en el Museo Arqueológico Nacional.

Pablo Cervantes, música para cine y TV con reconocimiento internacional

Este sevillano soñaba de niño con ser veterinario. La música llegó  su vida en la adolescencia, casi por casualidad, como a veces suceden las cosas importantes en la vida. Su padre le regaló un teclado y entonces descubrió lo divertido que podía ser componer. Y del juego al éxito. Con solo 22 años y de la mano de José Luis Garci, Pablo Cervantes compuso una banda sonora, la del filme ‘You are the one’, que le consagraría como un referente de la música para cine en España. Desde entonces, ha participado en otras 27 películas, ha creado 50 sintonías para televisión y ha trabajado en tres series. Pablo Cervantes ha sido premiado en el Festival de Cine de Málaga y en el de Toulouse. Su mayor cuenta pendiente la tiene en cuanto a reconocimientos en los Premios Goya, en los que sido nominado en tres ocasiones.