El granadino Manuel Liñán comenzó a bailar flamenco cuando estaba en el colegio y, desde entonces, no ha parado. Su incesante y comprometido trabajo artístico le ha valido para ser reconocido con el Premio Nacional de Danza 2017 (modalidad de interpretación) que anualmente concede el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Este galardón se une a un extenso palmarés entre el que se encuentra, entre otros, el Premio Max a mejor intérprete masculino de danza obtenido en 2013.

Tras su paso por varias compañías, en 2005 inició su carrera en solitario y empezó a dirigir, coreografiar e interpretar sus propios espectáculos. Manuel Liñán ha recibido el premio en pleno proceso creativo, ya que en estos momentos se encuentra ultimando el que va a ser su nuevo espectáculo, ‘Baile de Autor’, cuyo estreno tendrá lugar en el Festival de Jerez de 2018.

En 2010, el Premio Nacional de Danza en la misma modalidad recaía en la bailaora Rocío Molina. A sus 33 años, la malagueña ya sabe lo que es triunfar en Japón, Francia, México, Taiwán, Reino Unido… Sube a esos escenarios para exponer sus dudas, sus ilusiones y sus inquietudes. Cada espectáculo es un girón de piel, un capítulo biográfico. Es su verdad. Por eso no siente miedo al unir en sus obras la esencia flamenca con la danza de vanguardia. ‘Caída del cielo’ es su última obra.



   Imprimir   
, , , , , ,


El comité organizador de los Premios Max de las Artes Escénicas reconoce la extensa trayectoria del dramaturgo sevillano Salvador Távora concediéndole el galardón honorífico en su edición de 2017. La entrega del premio tendrá lugar el próximo 5 de junio durante la tradicional gala, que este año cumple su vigésima edición, organizada por la Fundación SGAE en el Palau de les Arts de Valencia. Este reconocimiento se une a una larga lista de distinciones nacionales e internacionales que el autor acumula desde la fundación del grupo teatral La Cuadra de Sevilla en 1971.

Con una trayectoria de más de 40 años sobre los escenarios, Salvador Távora es uno de los dramaturgos más influyentes de la escena andaluza e internacional. “Yo soy un andaluz trágico, casi un andaluz, como decía Lorca, de la vida y de la pena”, asegura un Salvador Távora que ha plasmado en su perspectiva teatral su manera de entender el flamenco como reflejo de la situación social de su tierra. El autor apuesta por un arte que se proyecte en el mundo dando una visión exacta una Andalucía totalmente distinta al “folclore frívolo y complaciente”. “Andalucía es un pueblo serio y así tiene que ser su arte: serio y digno”.

Los orígenes de Salvador Távora en el mundo del teatro se remontan a finales de los años sesenta, cuando el crítico José Monleón lo requiere para formar parte del Teatro Estudio Lebrijano “por su singular forma de entender la expresión andaluza”. Desde sus inicios, Távora comienza a introducir el flamenco como un elemento más de comunicación. Es en 1971 cuando concibe y elabora ‘Quejío‘, un espectáculo donde arremete contra el academicismo. Presentado en Madrid y en la Sorbona de París, el montaje sorprendió por la dignidad de su compromiso social y su singular lenguaje teatral. A partir de ese momento, la vida y el nombre de Salvador Távora quedan ligados a La Cuadra de Sevilla, grupo de teatro cuya actividad alimenta durante 45 años. En total, crea 26 obras que han sido portavoces de una cultura específicamente andaluza, y que ha viajado por 35 países y 180 festivales internacionales.

Todos sus montajes han sido y son reflejo de un hondo compromiso hacia su tierra, confesiones autobiográficas sobre una vida que está “tan unida a lo que hago en el teatro como el teatro es un reflejo de la vida que vivo”. Sin duda, la particularidad de ese lenguaje teatral, clásico ya, y la verdad que transmiten sus montajes, son los factores que han permitido a La Cuadra permanecer en actividad a lo largo de más de cuatro décadas.

Además de los espectáculos de su propia compañía, el creador sevillano también montó la coreografía de la ópera La Traviata, dirigida por Nuria Espert (1989); creó y dirigió Pasionaria ¡No pasarán! (1993), sobre un texto de Ignacio Amestoy, para el Teatro Gasteiz; y creó y dirigió la novedosa coreografía dramática Cachorro para José Antonio y los Ballets Españoles (1993).

 



   Imprimir   
, , , , , ,


Para el 68 % de los andaluces, Blas Infante es el personaje histórico andaluz que mayor interés despierta entre sus paisanos. Le siguen Mariana Pineda con un 28 % y Séneca con un 26 %. Igualmente, el Padre de la Patria Andaluza es el más mencionado, un 33’5 %, cuando se pregunta por la personalidad más representativa de Andalucía por “encarnar los valores que se considera como propios”, por delante del actor Antonio Banderas con un 11’3 % y del guitarrista Paco de Lucía, con un 5’6 %.

Son datos extraídos de la última Encuesta de la Realidad Social de Andalucía (ERSA), realizada por la Fundación Centro de Estudios Andaluces en noviembre de 2016. Con el objetivo de conocer la opinión y el comportamiento de la población andaluza en material cultural, la encuesta fue realizada a una muestra de 1.000 personas mayores de 16 años y se valoran tanto hábitos de consumo como el conocimiento de la oferta cultural y de valores fundamentales de la cultura andaluza en el campo de la literatura y las artes.

Si nos centramos en el campo de la pintura, Pablo Picasso es el andaluz más reconocido con un 90’8 %, seguido de Murillo y Velázquez con porcentajes en torno al 67 %, de Julio Romero de Torres con un 44’7 % y Valdés Leal, con un 25’5 %. Al igual que pasara con Antonio Gala, Zurbarán, de procedencia extremeña, es incluido entre los pintores más representativos de Andalucía según las respuestas espontáneas de los entrevistados. Los pintores contemporáneos son los menos citados; de hecho, apenas un 6 % de la población afirma tener conocimientos sobre ellos. Asimismo, entre los contemporáneos, Carmen Laffón es la más conocida, seguida de José Guerrero (ya fallecido), Miguel Rodríguez Acosta y Luis Gordillo.

picasso

Leer el resto de la noticia



   Imprimir   
, , , , , , ,


El guitarrista Paco de Lucía cumpliría hoy, 21 de diciembre, un año más. Y Google ha querido aprovechar la fecha del que sería el 69 cumpleaños del genio flamenco de Algeciras para rendirle homenaje dedicándole su último doodle de 2016. Una animación que puede verse en la página principal del buscador en España y los países de Latinoamérica.

Google homenajea a Paco de Lucía en su último doodle de 2016

Leer el resto de la noticia



   Imprimir   
, , , , , ,