Curro Lucena, cantes del levante que ya forman parte de la historia del flamenco

De joven le gustaba escuchar flamenco en las tabernas de su Lucena natal, cuando su oficio era el de zapatero remendón. Ya por entonces Curro Lucena tenía maneras, y ser marchó a formarse a Madrid en la década de 1970. Con doce discos a sus espaldas, en 2012 recibe el Premio Nacional de Flamenco a la mejor discografía. Otros reconocimientos habían llegado antes, como el del Festival de Cante de las Minas, en 1985.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *