Francisca Sánchez, una bioquímica de referencia en la investigación de enfermedades raras

La malagueña Francisca Sánchez está al frente de uno de los grupos de referencia en investigación de enfermedades raras, aquellas que en Europa afectan a menos de 5 pacientes entre 10.000 habitantes. Su grupo de la Universidad de Málaga forma parte del Centro de Investigaciones Biomédicas en Red de Enfermedades Raras (Ciberer).

Continuar leyendo


Fiixit, férulas en 3D como alternativa a la escayola que agiliza la rehabilitación en fracturas

Jóvenes emprendedores malagueños desarrollan unas férulas impresas en 3D que sustituyen a las escayolas a la hora de inmovilizar un miembro por alguna fractura o fisura. La iniciativa, denominada Fiixit, está presente ya en diferentes centros ortopédicos. Entre las principales ventajas respecto a la escayola, son más ligeras, transpiran, y permiten la rehabilitación desde el primer momento.

Continuar leyendo


UVI24, una app de urgencias veterinarias que garantiza la atención a las mascotas las 24 horas

De la mano de unos emprendedores malagueños ha nacido la primera aplicación móvil del mundo para canalizar las urgencias veterinarias. Su nombre, UVI24, y ha conseguido crear una red de urgencias 24 horas para mascotas por todo el territorio español. Con una simple llamada geolocalizan la urgencia y proponen el servicio de atención más cercano.

Continuar leyendo


Talleres terapéuticos para mejorar la calidad de vida de niños con dermatitis atópica

Padres e hijos participan en los talleres terapéuticos sobre dermatitis atópica que organiza el Hospital Materno Infantil de Málaga. Dermatólogos, junto a alergólogos, pediatras, psicólogos clínicos y enfermeras resuelven dudas y enseñan a convivir con esta enfermedad que afecta al 15% de la población de 0 a 14 años.

Continuar leyendo


Investigadores de Málaga diseñan el primer algoritmo para calcular la riqueza léxica individual

Investigadores de la Universidad de Málaga han medido por primera vez la riqueza léxica de las personas, la calidad del vocabulario que utilizamos a la hora de expresarnos oralmente. Lo han conseguido gracias al diseño de un algoritmo que garantiza resultados muy fiables. Una de las conclusiones, que a la hora de hablar no usamos más de 2.500 palabras.

Continuar leyendo