El granito de luz de la actriz Inma Cuesta

“Cuando uno se siente de un sitio es por las personas y por los momentos que te unen a la tierra”, dice la actriz Inma Cuesta. Nacida en Valencia, siendo una niña se trasladó a Arquillos, pueblo jiennense del que siempre hace gala y al que regresar “significa volver a mis raíces, al sitio donde se forjaron mis sueños”. Por eso, para la intérprete, Andalucía es un manantial de pensamientos que tienen que ver “con campos de olivos y la tierra roja de mi pueblo, con el olor a leña y el sabor del arroz con leche de mi abuela, el aceite de oliva…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *