Casa de Palabras: libros para sanar heridas de los niños refugiados

‘Casa de Palabras’ es un proyecto del Colectivo Libera que cuenta con la colaboración de siete librerías de la ciudad de Sevilla. El objetivo es impulsar el desarrollo de bibliotecas destinadas a niños refugiados en Grecia mediante la dotación de libros infantiles. La ciudadanía puede colaborar mediante donaciones o comprando ejemplares en las tiendas participantes en el proyecto que serán enviados directamente a Grecia. El Colectivo Libera ya ha realizado un primer envío y cuenta sobre el terreno con la colaboración de otras entidades para dinamizar las bibliotecas.

‘Casa de Palabras’ es un proyecto del Colectivo Libera que cuenta con la colaboración de siete librerías de la ciudad de Sevilla. El objetivo es impulsar el desarrollo de bibliotecas destinadas a niños refugiados en Grecia mediante la dotación de libros infantiles. La ciudadanía puede colaborar mediante donaciones o comprando ejemplares en las tiendas participantes en el proyecto que serán enviados directamente a Grecia. El Colectivo Libera ya ha realizado un primer envío y cuenta sobre el terreno con la colaboración de otras entidades para dinamizar las bibliotecas.

Continuar leyendo


José Miguel García, un maestro alfarero con sello distintivo

La localidad almeriense de Sorbas ha sido a lo largo de su historia cuna de alfareros. En el siglo XI se conocía como 'olla de barro' debido a la calidad del barro de la zona para hacer piezas de menaje aptas para el fuego. En este entorno es en el que creció José Miguel García, cuarta generación de una familia de alfareros cuyos orígenes se remontan al año 1600. José Miguel trabaja el barro tal y como le enseñaron su padre y su tío: con la misma delicadeza y técnica de antaño. Labor que le ha sido reconocida con la Carta de Maestro Artesano de Andalucía en el año 2016. Las piezas de este alfarero se caracterizan por estar decoradas con pincelada suelta. Pese a ir adaptándose a la demanda de sus clientes, que cada vez quieren objetos más utilitarios, José Miguel sigue creando como su sello de distinción el típico gallo de Sorbas y el ‘ajuarico’, una pieza que reúne todos  los objetos del ajuar en miniatura y que en Sorbas, por tradición, se ha regalado a las novias el día de su boda.

La localidad almeriense de Sorbas ha sido a lo largo de su historia cuna de alfareros. En el siglo XI se conocía como ‘olla de barro’ debido a la calidad del barro de la zona para hacer piezas de menaje aptas para el fuego. En este entorno es en el que creció José Miguel García, cuarta generación de una familia de alfareros cuyos orígenes se remontan al año 1600. José Miguel trabaja el barro tal y como le enseñaron su padre y su tío: con la misma delicadeza y técnica de antaño. Labor que le ha sido reconocida con la Carta de Maestro Artesano de Andalucía en el año 2016. Las piezas de este alfarero se caracterizan por estar decoradas con pincelada suelta. Pese a ir adaptándose a la demanda de sus clientes, que cada vez quieren objetos más utilitarios, José Miguel sigue creando como su sello de distinción el típico gallo de Sorbas y el ‘ajuarico’, una pieza que reúne todos los objetos del ajuar en miniatura y que en Sorbas, por tradición, se ha regalado a las novias el día de su boda.

Continuar leyendo


Turismo de cementerios para conocer las leyendas de la ciudad

El turismo de cementerios o necroturismo es una tendencia al alza en Europa que ya comienza a llegar a España. En Sevilla, la empresa Molarte organiza visitas guiadas al cementerio de San Fernando, un camposanto peculiar por su patrimonio artístico y las personalidades que acoge. Un violinista acompaña el recorrido y actores dan voz a las leyendas e historias del lugar donde descansan los eternos.

El turismo de cementerios o necroturismo es una tendencia al alza en Europa que ya comienza a llegar a España. En Sevilla, la empresa Molarte organiza visitas guiadas al cementerio de San Fernando, un camposanto peculiar por su patrimonio artístico y las personalidades que acoge. Un violinista acompaña el recorrido y actores dan voz a las leyendas e historias del lugar donde descansan los eternos.

Continuar leyendo


Turismo en miniatura en uno de los belenes más grandes de España

El de Huétor Tájar es uno de los belenes más grandes de España y, en esta ocasión, recrea diferentes monumentos y espacios del territorio español, como el Patio del Generalife de la Alhambra, el Teatro Romano de Mérida, las Casas Colgantes de Cuenca y el Acueducto de Segovia. Lo podemos visitar en la Casa de la Cultura del municipio granadino.

El de Huétor Tájar es uno de los belenes más grandes de España y, en esta ocasión, recrea diferentes monumentos y espacios del territorio español, como el Patio del Generalife de la Alhambra, el Teatro Romano de Mérida, las Casas Colgantes de Cuenca y el Acueducto de Segovia. Lo podemos visitar en la Casa de la Cultura del municipio granadino.

Continuar leyendo


Álex Molina, la fotografía como conexión con el deporte paralímpico

Descubrió la fotografía deportiva con los chavales de su barrio en un parque de skate. El granadino Álex Molina no podía patinar, pero la fotografía fue se conexión con este deporte. Después vino el fútbol y después otros muchos deportes, ya que llegó a trabajar para el Comité Paralímpico Español, cubriendo con sus fotografías los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. En 2016 su cámara ha vuelto a estar en una cita paralímpica, los Juegos de Río 2016.

Descubrió la fotografía deportiva con los chavales de su barrio en un parque de skate. El granadino Álex Molina no podía patinar, pero la fotografía fue se conexión con este deporte. Después vino el fútbol y después otros muchos deportes, ya que llegó a trabajar para el Comité Paralímpico Español, cubriendo con sus fotografías los Juegos Paralímpicos de Londres 2012. En 2016 su cámara ha vuelto a estar en una cita paralímpica, los Juegos de Río 2016.

Continuar leyendo


Baloncodo, un deporte inclusivo con referencias a la cultura andaluza

Un joven profesor malagueño ha creado un nuevo deporte. Se llama baloncodo, y es un deporte mixto, inclusivo y educativo. Golpeando el balón con el codo cada equipo tiene que conseguir que este dé tres botes en el campo contrario para obtener un punto. El baloncodo se juega en equipos de cuatro jugadores, dos niños y dos niñas, y su terminología hace referencia a elementos de la cultura andaluza.

Un joven profesor malagueño ha creado un nuevo deporte. Se llama baloncodo, y es un deporte mixto, inclusivo y educativo. Se juega en equipos de cuatro jugadores, dos niños y dos niñas, y su terminología hace referencia a elementos de la cultura andaluza. Golpeando el balón con el codo cada equipo tiene que conseguir que este dé tres botes en el campo contrario para obtener un punto.

Continuar leyendo