Las aventuras de Tate, un juego de niños para solucionar trastornos del habla y el lenguaje

Un grupo de jóvenes emprendedores cordobeses han creado ‘Las aventuras de Tate’, una aplicación única en el mercado destinada a niños con trastornos en el lenguaje y el habla. Se trata de una herramienta de apoyo a madres, padres y profesionales de la educación que permite a los niños mejorar sus habilidades lingüísticas y comunicativas de una forma divertida. Esta aplicación forma parte del Programa Minerva de emprendimiento tecnológico que impulsan Vodafone y la Junta de Andalucía.

Continuar leyendo


Nono Granero, un ilustrador, narrador y titiritero de cuentos para compartir

Nono Granero (Úbeda, Jaén) es ilustrador, narrador, escritor y titiritero. A él le gusta decir que trabaja alrededor del cuento. Tras licenciarse en Bellas Artes inició una carrera como ilustrador que le ha llevado a Dinamarca, donde ha ilustrado dos libros de Oskar K. Sus propios trabajos se venden en Francia, Chile o Rumanía y han sido traducidos también al catalán. Además, es el fundador de la compañía de títeres El Asombrajo e impulsor del Festival ‘En Úbeda se Cuenta’ que reúne a narradores de todo el mundo en esta ciudad.

Continuar leyendo


Ciencia accesible para todos con un taller de microbiología dirigido a niños sordos

La Universidad de Jaén desarrolla talleres divulgativos para fomentar vocaciones científicas en la infancia. Su proyecto incluye a niños con discapacidad. Una de las propuestas es un taller que acerca la microbiología a menores con problemas auditivos. Mientras tiñen bacterias y las observan en el microscopio aprenden, también, que hay que lavarse las manos antes de comer y que no todos los microorganismos son perjudiciales.

Continuar leyendo


Infrarrojos para controlar los nitratos en verduras destinadas a la alimentación infantil

La Universidad de Córdoba ha hallado una nueva forma de controlar que las hortalizas que se destinan a las papillas para bebés no contengan más nitratos de lo permitido. Con la tecnología NIRS son capaces de vigilar, en la misma plantación agrícola o tras la cosecha, el índice de nitratos, una sustancia presente de manera natural en los vegetales pero cuyo nivel para el consumo está determinado por la normativa sobre salud porque a partir de ciertas cantidades se considera cancerígena.

Continuar leyendo