Crean plástico biodegradable a partir de desechos del guisante

Plástico biodegradable a partir de desechos del guisante. Es un proyecto del Grupo de Investigación de Tecnología y Diseño de Productos Multicomponentes de la Universidad de Sevilla. Los científicos aprovechan la gran cantidad de proteínas existentes en las vainas del guisante que se desechan en la industria. Al procesarlas, obtienen un plástico similar al polietileno pero biodegradable. Este material ecológico podría tener en el futuro aplicaciones en la industria del envasado, en cosmética, farmacia e incluso en alimentación con forma de estabilizante.

Plástico biodegradable a partir de desechos del guisante. Es un proyecto del Grupo de Investigación de Tecnología y Diseño de Productos Multicomponentes de la Universidad de Sevilla. Los científicos aprovechan la gran cantidad de proteínas existentes en las vainas del guisante que se desechan en la industria. Al procesarlas, obtienen un plástico similar al polietileno pero biodegradable. Este material ecológico podría tener en el futuro aplicaciones en la industria del envasado, en cosmética, farmacia e incluso en alimentación con forma de estabilizante.

Continuar leyendo


Diseñan un biovidrio que imita al hueso y sirve para reparar fracturas

Investigadores de la Universidad de Málaga y del Instituto de Cerámica y Vidrio de Madrid han diseñado un biovidrio que sirve a las células óseas para la reparación de tejidos. Este compuesto acelera el proceso de recuperación y evita el rechazo celular, abriendo un gran abanico de posibilidades en su aplicación para la reparación de fracturas.

Investigadores de la Universidad de Málaga y del Instituto de Cerámica y Vidrio de Madrid han diseñado un biovidrio que sirve a las células óseas para la reparación de tejidos. Este compuesto acelera el proceso de recuperación y evita el rechazo celular, abriendo un gran abanico de posibilidades en su aplicación para la reparación de fracturas.

Continuar leyendo


Sonia Osorio, en busca de una mejora de los cultivos de frutos ante el cambio climático

Se licenció en Química y decidió realizar su tesis doctoral. En el camino se encontró con la biología molecular, la biotecnología y la genética. Actualmente sus investigaciones buscan encontrar frutos de alta calidad. También imparte clases en la Universidad de Málaga. Sonia Osorio coordinará entre 2016 y 2020 el proyecto europeo 'Goodberry', dotado de 4,9 millones de euros y en el que participan grupos de investigación y empresas de nueve países. Buscarán mejorar los cultivos de la fresa, la frambuesa y la grosella negra ante el cambio climático.

Se licenció en Química y decidió realizar su tesis doctoral. En el camino se encontró con la biología molecular, la biotecnología y la genética. Actualmente sus investigaciones buscan encontrar frutos de alta calidad. También imparte clases en la Universidad de Málaga. Sonia Osorio coordinará entre 2016 y 2020 el proyecto europeo ‘Goodberry’, dotado de 4,9 millones de euros y en el que participan grupos de investigación y empresas de nueve países. Buscarán mejorar los cultivos de la fresa, la frambuesa y la grosella negra ante el cambio climático.

Continuar leyendo


Verónica Ayllón, investigación de excelencia frente a enfermedades como la leucemia infantil

veronica-ayllon

Desde niña quiso investigar, y ahora lo hace desde Granada, desde el Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica (GENYO). Tras pasar por una estancia en Uruguay, Verónica Ayllón realizó su tesis en el Centro Nacional de Biotecnología. Después vino París y una estancia de siete años en Irlanda investigando en torno al cáncer. Ha sido galardonada con el programa L’Óreal-UNESCO por su trabajo en leucemia infantil.

Continuar leyendo


Crean un material más eficaz que las cremas para bloquear los rayos causantes del cáncer de piel

solar 6

Investigadores del Instituto de Ciencia de Materiales de Sevilla, dependiente del CSIC, y del Centro Andaluz de Biomedicina y Biotecnología, Bionand, han creado un nuevo material que supone una novedad mundial en el ámbito de la protección solar. Se trata de una nanoestructura flexible y con la apariencia de una fina capa transparente que bloquea un espectro muy concreto de los rayos ultravioleta, los más dañinos y responsables el cáncer de piel. Las características de este material hacen posible un amplio abanico de aplicaciones desde techados saludables a su utilización en el ámbito médico para lunares, cicatrices o heridas. El paso de las radiaciones solares beneficiosas y el bloqueo de los rayos dañinos son permanentes, no pierde eficacia con el tiempo como las cremas convencionales.

Continuar leyendo